CÓMO LAS IMPRESORAS 3D PONTENCIAN LA CREATIVIDAD Y LA CURIOSIDAD DE LOS NIÑOS

¿Influye tener una impresora 3D en una casa con niños curiosos? La impresión 3D ha llegado para quedarse, y se ha metido ya en millones de hogares en todo el mundo. En este post os contamos nuestra propia experiencia y cómo la estamos viviendo.

2
711

DSC01073

Las impresoras 3D han venido para quedarse definitivamente. Las posibilidades que nos ofrecen son sorprendentes, y eso que de momento la impresión 3D es una tecnología que está en pañales. Asistimos perplejos a un crecimiento exponencial de su uso. Muchos hablan ya de los cambios profundos que están provocando en los sistemas de producción, abarantando los costes, mejorando y simplificando ciertos procesos, haciendo que imprimir objetos sea fácil y accesible para cualquiera o permitiendo hacer realidad las ideas que uno tiene en la cabeza en tan solo unas horas . Y no sólo eso. Lo que hace años era una tecnología muy cara y compleja para su uso doméstico es hoy una realidad en millones de hogares de todo el mundo que han empezado a adoptar las nuevas impresoras como un electrodoméstico más de casa.

Este pequeño documental de la televisión pública PBS es un buen resumen de todo lo que está sucediendo en el mundo de la impresión 3D y de cómo nos está afectando en nuestro día a día.

LA IMPRESIÓN 3D Y LA EDUCACIÓN

Las impresoras 3D no sólo están propiciando una nueva revolución industrial sino que están entrando con fuerza también en numerosos ámbitos, incluido el educativo. Son cada vez más las instituciones públicas y privadas las que introducen esta tecnología en su día a día. Hace muy poco, un colaborador cercano nos contaba cómo en el área de cultura de un importante Ayuntamiento han empezado a ofrecer cursos y clases de diseño e impresión 3D para todas las edades, donde los alumnos no sólo crean sus propios objetos utilizando programas de diseño 3D,  sino que aprenden los diferentes procesos de impresión para obtener los mejores resultados. Las escuelas de primaria y secundaria no se quedan atrás tampoco. Las nuevas impresoras son utilizadas ya en muchas aulas para apoyar y completar clases y temas concretos; desde imprimir partes de un esqueleto para estudiar el cuerpo humano, hasta objetos que permiten realizar experimentos o montajes en las aulas. Y eso que la revolución acaba solo de empezar.

LOS NIÑOS Y LA IMPRESIÓN 3D, CREATIVIDAD AL PODER

Ver a un niño asistir por primera vez al proceso de impresión de un objeto es algo que no tiene desperdicio. Los niños son curiosos por naturaleza y su cabeza les va a mil revoluciones por minuto. Contemplar como una pieza física, casi por arte de magia, se hace realidad ante sus ojos abre frente a ellos todo un mundo de posibilidades infinitas.

Cuento todo esto desde mi propia experiencia. Hace un tiempo adquirimos nuestra primera impresora 3D en casa. Se trataba de un modelo muy básico que hemos utilizado durante un año, de apenas 200 euros de coste y que nos sirvió para conocer y entender bien la tecnología, sus pros y contras, la configuración y el proceso de impresión, los materiales, los rangos de temperatura, etc. Pudimos utilizarla para experimentar, probar y fallar, y volver a intentarlo. Se trata de la Micro 3D, que en su día apareció en Kickstarter bajo una gran promesa: ser la primera impresora 3D de bajo coste pensada de verdad para el mercado doméstico. En realidad fueron más los problemas que las ventajas, pero de eso ya hablaremos en otro post donde la analizaremos en profundidad. Lo que nos permitió la Micro 3D es hacer que, de una manera sencilla y cercana, nuestro hijo empezara a familiarizarse (al mismo tiempo que nosotros lo hacíamos) con el mundo de la impresión 3D y entendiese lo que significaba tener en casa un aparato con el que podía imprimir casi cualquier cosa que se le ocurriese. Esas pruebas y experimentos nos llevaron a dar el siguiente gran paso y hace poco adquirimos la Zortrax M200; palabras mayores. La Zortrax M200 es sin duda una de las mejores impresoras de menos de 2000 euros que existen actualmente. Es fiable, plug and play, de una sencillez pasmosa, con un software fácil e intuitivo y ofrece un nivel de calidad de acabado de las piezas alucinante. Muy pronto os haremos un review detallado, aunque en este post podéis ver a mi hijo mostrando alguna de las piezas y ya os podéis hacer una idea del nivel. Así que con la Zortrax en casa, de momento no hemos parado ni un minuto: un tren para encajar piezas de Lego, un robot articulado, un personaje de Minecraft, unos soportes para cubos de Rubik, un dispensador de celo, unas peonzas, un trípode para el teléfono y poder hacer stop motion en casa…

Ú

 

DSC01076

Su curiosidad se dispara sabiendo que el día que tenga la idea de crear algo, no solo tiene que imaginarlo: ahora puede intentar hacerlo. Y si es complicado, nos tiene a nosotros para ayudarle. La Zortrax se ha convertido en un electrodoméstico más de casa, pero a diferencia del lavaplatos o la lavadora, admite toda la creatividad que quieras ponerle. Los niños, cuya curiosidad les lleva a ser creadores por naturaleza, de repente sienten que tienen el complemento perfecto para poder hacer objetos más complejos o incluso piezas que puedan llegar a complementar sus creaciones o sus juegos.  ¿Unos cubos para Minecraft? Hecho. ¿Un bote para sus lápices con su nombre impreso? Hecho. ¿Unas gafas VR para utilizar con el móvil? Dicho y hecho. ¿Una pequeña carcasa para ponerle una pila y conectar unos cables a un led? Ningún problema.

somon con gafas vr0

La impresión 3D le ha ayudado también a empezar a interesarse por el diseño 3D y a hacer su primera toma de contacto. Es perfectamente consciente de que casi todos los diseños que imagine puede encontrarlos ya diseñados en las múltiple plataformas que hay en la red, pero hay muchas cosas que sólo podrá tener si él mismo se decide a diseñarlas, como por ejemplo una pequeña placa con su nombre escrito y rodeado de estrellas. Y entonces le enseñamos Tinkercad, un programa gratuito muy básico de diseño 3D de la compañía Autocad. No se podía creer que existiera un programa con el que hacer sus propios objetos.

¿CÓMO INFLUYE EN LOS NIÑOS LA IMPRESIÓN 3D?

Sin ningún tipo de dudas, recomiendo tener una impresora 3D en casa, si es que estáis mínimamente interesados en el tema. Da igual si es una casa con niños o no. Hoy los precios lo permiten, porque el rango es muy amplio. Están las impresoras más básicas que rondan los 200 euros, como la Micro 3D y que te sirven para tener una primera toma de contacto, impresoras de precio medio que rondan los 500 o 600 euros como la UP mini o impresoras con un nivel de calidad muy alto pero pensadas también para el consumo doméstico, como puede ser la M200 de Zortrax o la Lulzbot Mini. La variedad y los precios están ahí, sólo hay que investigar un poco para saber cuál se adaptaría mejor a las necesidades de cada uno y de la familia.

Toméis la decisión que toméis lo que es indudable es que una impresora 3D en casa, a la que se le da un uso familiar, cambia totalmente la perspectiva e influye positivamente en todos aquellos niños que vienen con la curiosidad de serie.

  • Dispara sus ganas de crear y experimentar haciendo cosas nuevas. 
  • Suscita su interés por el diseño de objetos aprendiendo con ello conceptos muy básicos relacionados con la ingeniería o el diseño industrial.
  • Les ayuda a hacer realidad muchas de las cosas que tienen en la cabeza y no podrían hacer si no fuera por la impresora. 
  • Se convierte en un complemento perfecto para juegos, manualidades, tinkering e incluso ciencia. 
  • Puede resultar un apoyo interesante en diferentes materias escolares para reforzar distintos conceptos.

Así que si la impresión 3D os llama la atención y tenéis niños, no lo dudéis. Por una vez, no comprad la última consola de videojuegos del mercado e invertid en una impresora 3D. Seguro que a la larga será una buena compañera de viaje para toda la familia. 

DSC01067

 

Compartir

2 Comentarios

  1. […] En otros posts os hemos hablado ya de nuestra propia experiencia y de cómo tener una impresora 3D en casa puede potenciar la creatividad de los niños y sus ganas de crear, innovar y hacer cosas. Con este lanzamiento, Mattel no hace más que sumarse a esa tendencia maker y ese espíritu creador que ha llegado para quedarse. […]

Dejar respuesta