CUBELETS, LOS CUBOS DE CONSTRUCCIÓN DEL SIGLO XXI

0
621

Nos ha encantado Cubelets. Estamos deseando ponerle la mano encima a estos cubos para crear robots y mecanismos de lo más curiosos. Por separado parecen una serie de cubos sin más, pero cuando los unes entre ellos es cuando comienza el espectáculo. Podríamos decir que son cubos de construcción robóticos.

En un kit vienen tres tipos de Cubelets, en inglés los llaman: sensing, thinking y acting.

cubelets 3

Es decir, hay una serie de cubos que son sensores, por ejemplo de luz, de movimiento o calor. Otros son cubos que toman decisiones aleatorias y el tercer tipo son los que realizan funciones: un motor, sonidos, luces etc.

Vienen acompañados de dos cubos imprescindibles: la batería y un cubo con bluetooth para poder controlar diversas funciones desde el móvil. Combinándolos todos se pueden crear decenas de robots. Por ejemplo, si combinamos un cubo negro con sensor de luz+un cubo transparente con motor y ruedas+el cubo de la batería construimos un coche robótico muy simple que se pone en marcha cuando detecta la luz de la habitación.

Las combinaciones parecen casi infinitas y los diferentes kits vienen acompañados de instrucciones simples y detalladas para empezar a crear. Pero suponemos que la diversión se multiplica cuando decides obviar las instrucciones y empezar a inventar por ti mismo. Además existen adaptadores para encajar con piezas de Lego por lo que tiene toda la pinta de ser un kit con el que pasar tardes enteras con tus hijos experimentando, aprendiendo y divirtiéndose al mismo tiempo.

cubelets 2

Parece tan sencillo que parece una manera genial de aprender conceptos básicos de la robótica. El fabricante lo indica para personas de 4 a 99 años, algo que por los vídeos que hemos visto parece evidente.

Eso sí. La mala noticia es que son difíciles de conseguir en España porque Amazon apenas tiene. Y el precio en USA es de 329$ el pack de 12 cubos. O sea que no es un robot barato. Esperamos que pronto se pueda adquirir aquí a un precio más razonable, igual hasta se lo pedimos a los reyes magos 🙂

 

 

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta